La tecnología es literalmente, nuevos avances de la humanidad para hacer nuestra vida más fácil.

Ahora, que la tendencia es emprender o hacer tu propio negocio, es fundamental que uses las mejores herramientas tecnológicas. Algunas son gratuitas.

El bluetooth ha regresado para mostrar sus nuevas aplicaciones: convirtiendo muchas cosas que usaban cables, en artículos inalámbricos. No hay pretexto para no usarlos. Su popularidad se ha extendido que muchos productos de oficina están en precios bastante accesibles.

¿Recuerdas cuando tenías que comprar una impresora, un “scanner” y una fotocopiadora? Y ahora todo está en un sólo objeto. Este es sólo una muestra de cómo puedes optimizar precios y espacios. Los llamados “Todo en uno” vienen a solucionar muchos de tus problemas. Por ejemplo: puedes usar un celular exclusivamente para tu contabilidad inmediata, sin la necesidad de cargar una computadora a todos partes.

El reconocimiento de voz, es muy util cuando se trata de sistemas de administraciones de almacenes, clasificación de mercancía o paquetes, o administración de inventario.

Algo tan presente en todos los celulares lo desaprovechamos. Las fotografías y las capturas de pantalla, te pueden servir para que en tu trabajo puedas tener formas visuales para comprar que vas en orden.

¿Estas lejos de tu oficina, de alguna papelería y necesitas copias o imprimir? Ya existen las impresoras portátiles, comprobantes, órdenes de compra, pedidos de trabajo, etcétera. Una herramienta que te facilita tu trabajo.

Para los oficinistas, existen las aplicaciones que te permite convertir fotografías en documentos de textos, desde tu propio celular. Esto te ahorra bastantes pasos o en caso de emergencia, te permite concretar el trámite que deseas realizar.

Sistemas de localización en tiempo real. Útil para apoyar el almacenamiento dinámico, el tiempo de permanencia de tu mercancía así como su monitoreo, lo que te permite obtener datos que puedan usarse para mejorar la productividad.

Administración remota de dispositivos. Sin tener que viajar, puedes apagar desde las luces de una oficina, hasta acceder a computadoras a distancia. En procesos más complejos te permite configurar producciones industriales.

Esto es sólo un ejemplo. Lo más importante es que ya cuentan con aplicaciones en el mercado, es decir, no tienes que esperar a que salgan a la venta, ¡ya existen! Y sus costos no son exagerados. Solo es cuestión de que decidas dar el siguiente paso, a la optimización de tu negocio. No importa si vendes pasteles, diseñas playeras o eres productor de alimentos. La tecnología siempre te dará la mano.