COMUNICADO.

Es urgente impulsar la reactivación de las mipymes mediante estrategias que ayuden a superar la difícil situación que atraviesan a causa de los efectos de la pandemia de la COVID-19, entre ellas, el desarrollo de encuentros de negocios, como el que se prepara a través de la Cumbre AMIQRO – UPQ para realizarse en el primer trimestre del año, aseguró el presidente de la Asociación de Mipymes Industriales de Querétaro (AMIQRO), José Luis Cámara Gil.

“A los que se tiene que apoyar es a los emprendedores, a las empresas micro y pequeñas, ya que la contratación en ellas es inmediata y genera empleo de manera rápida; es la forma en que debemos reactivar la economía en todo el mundo. Si nuestras empresas logran alianzas y comercio colaborativo y regional, ayudamos a reactivar la economía y nos dará tranquilidad social”, expresó.

Junto con la Universidad Politécnica de Querétaro (UPQ) se plantea, a través de la Cumbre AMIQRO – UPQ, vincular a las mipymes con empresas “ancla” para que las primeras puedan entrar a su cadena de proveeduría y, al mismo tiempo, poner a disposición de las compañías a estudiantes y egresados de la universidad, con el fin de que puedan realizar sus prácticas profesionales.

En ese sentido, Cámara Gil, señaló que esta estrategia impulsará la economía de este sector empresarial, el que más empleos genera en México y Querétaro, alrededor de 7 de cada 10, toda vez que en el 2020 las mipymes registraron una caída de alrededor 35 por ciento en sus ventas y el 50 por ciento de las mipymes se vieron afectadas de manera importante.

Además, refirió que el 33.4 por ciento de las compañías asociadas a AMIQRO, es decir, 84 cerraron de manera definitiva y se perdieron alrededor de 2 mil 500 empleos, aunque en algunos casos ha habido recontrataciones y reubicaciones en otros espacios laborales, gracias a una reactivación económica leve al final del año.

El líder empresarial señaló que la AMIQRO está apoyando a las empresas a sostener encuentros de negocios, a introducirse a las actividades digitales para ofertar sus productos y servicios y a fortalecer sus protocolos sanitarios con el fin de cuidar la salud de las y los colaboradores.

“Todas las empresas nos readaptamos y aplicamos los protocolos que determinaron las autoridades y en mayo y junio; el IMSS determinó lineamientos sanitarios que debíamos aplicar y aquí en el estado la Secretaría de Desarrollo Sustentable nos apoyó para cumplirlos, nos ofreció asesorías y talleres; además de que nos acercamos a expertos para delinear nuestros protocolos, los cuales hemos cumplido cabalmente”, refirió Cámara Gil.

Comentó que a la pandemia se le suman el abandono del Gobierno Federal a las mipymes y el incremento desproporcionado al salario mínimo como variables que están afectando la actividad de las organizaciones.

José Luis Cámara reconoció necesario que el salario mínimo se ajuste a la realidad, “pero no con estos aumentos desproporcionados que impactan a las empresas y se debe revisar la realidad para impulsar de manera importante la economía y la generación de empleos, junto con otras estrategias”.