El Tecnológico de Monterrey presentó su Reporte de Impacto Social 2018 – 2019, documento que contiene el mapeo de más de 750 iniciativas realizadas por la comunidad del Tec, las cuales reflejan avances que aportan al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El Reporte destaca el trabajo que estudiantes, profesores, colaboradores, investigadores y egresados realizan de la mano de organizaciones de la sociedad civil, el sector público, hospitales, socios formadores, iniciativa privada, instituciones académicas, entre otros para lograr un impacto en las comunidades de las diversas regiones de la República con diferente número de iniciativas: Occidente (120), Centro (93), Sur (89) y Norte (76), Ciudad de México (148) y a nivel nacional (239).

Con la presentación de estos resultados, el Tec de Monterrey contribuye al progreso de la agenda global al 2030 propuesta por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a los países miembros, donde estableció 17 objetivos en favor de las personas, las comunidades y el planeta.

El total de iniciativas por ODS, son las siguientes: 189 en Educación de Calidad; 144 en Salud y Bienestar; 96 en Reducción de las Desigualdades; 43 en Ciudades y Comunidades Sostenibles; 41 en Fin de la Pobreza; 33 en Igualdad de género; 24 en Hambre cero; 21 en Acciones por el clima; 17 en Alianzas para lograr los objetivos; 16 en Paz, Justicia e Instituciones sólidas; 15 en Agua limpia y saneamiento; 11 en Industria, Innovación e Infraestructura; 10 en Vida de ecosistemas terrestres; 10 en Producción y consumo responsable; 8 en Trabajo decente y crecimiento económico; así como, 7 en Energía asequible y no contaminantes.

El Reporte de Impacto Social 2018 – 2019 fue presentado en un evento virtual por: David Garza, rector y presidente ejecutivo del Tecnológico de Monterrey; Inés Sáenz, vicepresidenta de Inclusión, Impacto Social y Sostenibilidad; y Cynthia Villarreal, directora de Vinculación e Impacto Social, quienes han estado involucrados en el seguimiento de los proyectos reportados.

Garza Salazar señaló que la Institución se entiende a sí misma como un actor relevante del cambio.

“Aunque las universidades típicamente se asocian como centros de enseñanza, en el Tec estamos convencidos de que nuestro alcance va más allá; definitivamente la formación es parte medular de nuestro quehacer diario, pero también enfocamos nuestros esfuerzos en la investigación y, cada vez más, en el impacto que podemos tener en la comunidad a través de nuestras acciones y vinculaciones. Este reporte es un punto de partida, un mapeo a nivel institucional de las acciones más relevantes que realizamos, en el que se percibe cómo se vive día a día esa cercanía y ese gran compromiso que caracterizan a nuestra comunidad”, comentó el Rector y Presidente Ejecutivo del Tec.

Además, recordó que el Tec es una institución de la sociedad y para la sociedad, que busca que sus esfuerzos sumen a agendas locales, nacionales y globales y beneficien a muchas personas.

Por otro lado, Inés Sáenz consideró que la generación y divulgación de este Reporte es un ejercicio necesario no solo en términos de transparencia y visibilidad del trabajo realizado, sino porque cada acción es el resultado de un trabajo colaborativo entre la sociedad, la iniciativa privada, el sector público y otras instituciones educativas.

“Buscamos proporcionar las herramientas, hacia dentro del Tec, y hacia nuestra comunidad, para hacer lo que debemos hacer: despertar nuestras conciencias, y adoptar una cultura basada en la sostenibilidad, entendida esta desde una perspectiva integral, sistémica, tal y como se enmarca en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tenemos un compromiso con el medio ambiente, con la diversidad y la inclusión, con nuestras comunidades y con nuestro país”, comentó la Vicepresidenta de Inclusión, Impacto Social y Sostenibilidad del Tec de Monterrey.

Además, durante la presentación virtual, se presentaron las siguientes iniciativas:
El Centro Internacional de Innovación Social (CIIS), que abona al Objetivo 1: Eliminación de la pobreza. El CIIS estuvo representado por su directora Martha Velázquez Díaz; Alma Cholula, alumna de campus Quéretaro; Mary Pérez y Marcelino Ruiz, socios formadores de San Andrés Larraínzar, Chiapas; y Martha Roxana Vicente, profesora de la Escuela de Humanidades del Tec de Monterrey.

“Aulas felices”, de Tecmilenio, que abona al Objetivo 4: Educación de calidad. El alumno Diego Banda Anguiano de San Luis Potosí, narró su experiencia al participar en esta iniciativa.

DistritoTec, que abona al Objetivo 11: Ciudades y Comunidades Sostenibles. Durante la exposición, José Antonio Torre, director de Urbanismo, Sostenibilidad y Bienes Inmuebles del Tec de Monterrey, conversó con Maricela Veloquio, vecina de DistritoTec y Lorena Pulido Ramírez, gerente de DistritoTec, sobre lo que representa para ellas y para la comunidad este proyecto.

Por último, se presentó Eduardo Adame, voluntario EXATEC en Coatzacoalcos, que al igual que otras asociaciones de egresados abonan el Objetivo 17: Alianzas para lograr los objetivos.

Al finalizar el evento, Cynthia Villarreal, hizo una atenta invitación a toda la audiencia a consultar el Reporte y sumarse a las iniciativas existentes o crear nuevas, ya que el desarrollo sostenible requiere la acción y cooperación de todas y todos para conseguirlo.