La convivencia entre las personas ha cambiado, con esto de la pandemia, todos tenemos miedo al prójimo y por eso hemos recurrido a alternativas para poder reunirnos, una de tantas, el famoso zoom.

Es precisamente a través de esta plataforma que se desarrolla Edificio San Miguel, una obra escrita por Gabriela Guraieb y dirigida por Angélica Rogel, en la que se desarrolla una junta vecinal con los personajes típicos de una vivienda popular.

Desde la señora chismosa, hasta el tipo creído que trata con desdén a los demás y pasando por la chavita que recién ha decidido vivir en independencia; los personajes enfrentan la problemática que es vivir con miedo al coronavirus, y de paso, que se sigan las reglas de este edificio.

Protagonizada por Alfonso Borbolla, Carmen Ramos, Fernando Bonilla, Gabriela Guraieb, y Mario Alberto Monroy, además de un invitado diferente en cada junta vecinal, para esta semana, Daniela Lujan. Existen dos formas de presenciar este trabajo; el primero de ellos es solamente ver la función, mientras que con la entrada VIP puedes ser parte de los inquilinos y vivir la discusión.

La obra como tal muestra los desafíos de un condominio, el respeto a la privacidad por los demás y de paso, el reclamo de la propia. Sin nada espectacular (sinceramente), este trabajo caricaturiza a los personajes a los que les falta esa hipocresía disfrazada de cordialidad que significa vivir con los vecinos, entenderlos y de paso, intentar no viborear la vida de los demás.

Edificio San Miguel cumple con el rol de entretenimiento, hay buenos chistes y depende de la improvisación del invitado en turno (hoy Michelle Rodríguez) para que los diálogos logren fluir de forma adecuada.

Desde siempre ha sido difícil encontrar obras que cumplan con el objetivo de captar nuestro interés, hoy en día se vuelve más complicado, es por ello que darle una oportunidad a este tipo de trabajos se vuelve una opción para pasar el rato y no intentarnos matar con tanto ocio.

Por: Fernándo Galván

¿Qué opinas al respecto?, conversemos sobre el tema en Twitter

Fernando Galván