Quizá te acuerdas de mi, porque a pesar de ser “El patán” que estuvo en tu vida, jamás intenté cambiarte.

No me voy a excusar de mis fallos. Soy un mal amante, el peor de todos. Pero a pesar de todo, incluso con todos mis horrendos defectos…

Siempre te quise como eres. No hay rarezas en ti, todo de ti me gusta, incluso eso que asusta a los demás.

No busco cambiarte ni lo intenté. Así como eres me gustas y gustabas.

Te di apoyo para que persiguieras todos tus sueños y peleaba a tu lado las guerras que tenías; te quiero y por eso verte hacer lo que tanto te gusta me gusta mucho a mí.

¿Por qué el recordatorio?

Porque me han dicho que vienes para reclamarme otra vez de aquel amor que juntos tuvimos hace años.

Y solo quiero dejarte en claro, que otra vez te vas a quedar sin palabras. Porque por más patán que creas que yo fui contigo, siempre respete lo más fundamental: tu desición.

Porque quiero llegar a viejo, con o sin alguien a mi lado, pero con la tranquilidad de que nadie vendrá a joderme en la hora de mi muerte.

Escrito por: Abraham Arreola
SÍGUEME EN TWITTER

Portada de ElisaRiva en Pixabay