Buenas noticias para los aficionados a la Fórmula Uno y es que Checo Pérez dio negativo al coronavirus, entonces ya podrá pilotear el Racing Point que en días pasados estuvo en manos de Nico Hulkenberg y que la verdad no lo hizo nada mal.

Este viernes se realizan las pruebas libres en el circuito de Montmeló en Barcelona, una pista que le trae buenos recuerdos a Max Verstappen de Red Bull ya que allí el niño prodigio ganó su primer carrera como profesional.

Pues el tapatío ya está listo para volver a las andadas y ahora sí a cuidarse bien de la enfermedad porque perderse dos carreras es mucho castigo para cualquier piloto.