Yo amo la hoja en blanco. Es un cuarto vacío donde tiras todos tus juguetes.

No sabes que hacer, ¿el villano es el héroe hoy? ¿La señora de aquel sueño retrowave volverá a escena?

Hoja en blanco, siempre te quiero limpia para ensuciarte con mi vómito de tinta. ¿Qué ves en esa macha? Todo, doctor, todo.

Como pasta de dientes me estrujo hasta sacar la última ración de mi vida. Ya viví hoy, ¿que tanto? Lo sabré al escribir.

Tu amor más duradero serán las letras, pequeño; crecerás y esas historias de súper héroes galáctivos, serán más complejas y te harán llorar o correr de frenesí.

Bailarás a solas, en público, con un amigo o en una cita. Las letras no se detienen, son un cañón láser de tamaño militar, disparo y evaporo en el acto…

Dime que me lees, dime que me amas, dime que te gusta.

Solo siembro letras, quizá alguién más las leerá a futuro… siempre me gusta soñar con que si. Total, los muertos nunca sienten decepción.

Deletreo, el amor más textual.

Abraham Arreola
Twitter: @abarreola7

Portada
Instagram: @pengwhan