RESUMEN. El nuevo etiquetado de alimentos comenzará de forma oficial el próximo 1 de octubre… sin embargo, se ha firmado un acuerdo entre la Secretaría de Economía, la COFEPRIS y la PROFECO para que no se sancione a los productores, importadores o comercializadores que al vender sus productos cumplan de forma anticipada la nueva forma de etiquetar productos.

De la misma forma que tampoco se sancionará a los vendedores de productos que no usen el etiquetado entre el 1 de octubre al 30 de noviembre.

COMUNICADO ÍNTEGRO

Comunicado Conjunto Economía, Salud, Cofepris y Profeco

El 31 de julio de 2020, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un Acuerdo Interinstitucional entre la Secretaría de Economía, COFEPRIS y PROFECO que establece plazos y criterios para no sancionar a productores, importadores o comercializadores durante las actividades de verificación que realicen estas autoridades.

En virtud de dicho Acuerdo, no se sancionará la venta de productos cuyas etiquetas cumplan de forma anticipada con la Modificación a la NOM-051 que entrará en vigor a partir del 1 de octubre de 2020. De esta manera, desde hoy los consumidores mexicanos verán el nuevo sistema de etiquetado frontal en miles de productos que exhibirán sellos de advertencia, octágonos negros y leyendas precautorias. Así, desde ahora se mostrará al consumidor de una manera clara y sencilla cuando los productos contengan exceso de azúcares, sodio, grasas o calorías, y también cuando contengan edulcorantes o cafeína.

Tampoco se sancionará, entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre de 2020, la comercialización de productos que, habiendo cumplido con la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010 actual, no exhiban el sistema de etiquetado frontal de advertencia, sellos y leyendas, de la Modificación.

De esta manera se prevé que, desde el día de hoy y hasta el 30 de noviembre de 2020, en los anaqueles de los establecimientos comerciales coexistirán productos para la venta al consumidor final que cumplan con el nuevo sistema de etiquetado frontal de advertencia o con el etiquetado actual.

El Gobierno de México reitera su compromiso con la salud de la población, la defensa de los derechos de los consumidores, la protección de una niñez saludable, y la certeza jurídica para productores, importadores y comercializadores.