Existen diferentes tipos de hernia de acuerdo a su ubicación.

Una hernia es un saco que se forma a partir del revestimiento de la cavidad abdominal (peritoneo), que se produce cuando hay una debilidad de la pared abdominal ya sea a consecuencia del envejecimiento, una lesión, una cirugía antigua o una afección congénita.

Existen diferentes tipos de hernia de acuerdo a su ubicación:

  • Hernia femoral: ocurre en la parte superior del muslo, justo por debajo de la ingle y es más común en mujeres que en hombres.
  • Hernia hiatal: se presenta en la parte superior del estómago.
  • Hernia umbilical: ocurre alrededor del ombligo.
  • Hernia inguinal: se presenta en la ingle y es más común en los hombres.

La formación de hernias se asocia con levantar objetos pesados o realizar alguna actividad que aumente la presión en el abdomen como el estreñimiento crónico, sobrepeso/obesidad o tos crónica.

El signo más característico del sitio de la lesión es un abultamiento bajo la piel del abdomen o de la ingle y existe molestia o dolor al pararse, hacer esfuerzo o levantar objetos pesados. El único tratamiento para atender las hernias es a través de una cirugía.

Por eso es importante tomar algunas precauciones, por ejemplo, aplicando una técnica adecuada para levantar objetos pesados, bajando de peso y consumir más fibra y líquidos para evitar el estreñimiento.

Es posible que con el tiempo, la hernia pierda riego sanguíneo y se estrangule. Los síntomas de la estrangulación son: dolor intenso, náuseas, vómitos y/o dificultad en la eliminación de gases, momento en que la cirugía es urgente.