La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a través del programa de vigilancia comunitaria por medio del uso de cámaras trampa, logró registrar la presencia de un ejemplar de jaguar (Panthera onca) en el estado de Zacatecas.

El sitio donde se realizó este avistamiento forma parte de las últimas montañas al Este de la Sierra Madre Occidental y posee una gran variedad de ecosistemas en un buen estado de conservación, que son de gran importancia por la diversidad biológica, como son los relictos de bosque de oyamel (Pseudotsuga menziesii), además de ser un importante captador de agua para los valles y planicies de los estados de Jalisco, Zacatecas y Nayarit.

El registro se considera el primero en su tipo para el estado, en una región de relevancia por su alta biodiversidad, debido a que es una zona de transición entre las selvas bajas del occidente de México y el Altiplano Mexicano, además de su difícil acceso por las pendientes pronunciadas, montañas escarpadas y acantilados con condiciones de micro-climas especiales.

El director del Área de Protección de Recursos Naturales Cuenca Administradora del Distrito Nacional de Riego 043 y la Reserva de la Biósfera La Michilia, Rodolfo Pineda, considera de gran relevancia tal registro, ya que actualmente las Áreas Naturales Protegidas representan un espacio de salvaguarda del patrimonio natural del país.

Asimismo, se considera que la Conanp es una institución que promueve practicas sustentables, para el beneficio de los habitantes locales a través de la conservación de la biodiversidad, el aprovechamiento sustentable de los pastizales nativos, la reforestación con especies nativas, la educación ambiental, el control de especies exóticas como el cerdo asilvestrado, los huertos familiares y la conservación de razas de maíces criollos; entre otras acciones, que fortalecen la recuperación del hábitat para la fauna silvestre.

El jaguar es el felino más grande de América, llega a alcanzar los 2.4 metros de altura y un peso de 158 kilogramos. Debido a su dieta alimenticia regula las poblaciones de otras especies y contribuye por ello a la buena salud de los ecosistemas.

Entre las especies con las que comparte su hábitat destacan el ocelote, (Leopardus pardalis), puma (Puma concolor), guacamaya verde (Ara militaris) y cotorra serrana occidental (Rhynchopsitta pachyrhyncha), así como diferentes especies de aves migratorias y residentes, lo cual hace a esta región relevante e importante para la conservación y manejo sustentable.

Los bosques de Zacatecas pertenecientes a la Serra Madre Occidental albergan gran diversidad de ecosistemas, los cuales representan oportunidades de refugio de la fauna silvestre, especialmente especies con alguna categoría de riesgo.