Por: Abraham Arreola

Descuida, no voy a sermonearte con discursos genéricos progres y puritanos, porque seguramente mucho doblermoralista me acusará de hacer: “mainsetc”. Yo te hablo como lo que soy, un ser humano real, con errores y por montón, y te hablaré de algo que se llama: oportunidad, y todos la merecemos.

Mia Khalifa ya no quiere que sus videos donde trabajó como actriz de entretenimiento sexual sigan en línea. Y si digo “adiós”, es porque sigue en el colectivo social; donde al decir su nombre, viene su trabajo como actriz en la industria para adultos.

Y de repente muchos se ofendieron. Y según ellos, dieron un montón de argumentos. Por eso mismo, aquí respondo a los comentarios más comunes.

ANTES DE INICIAR. Ella no nos debe nada. Puede pedir lo que se le antoje, muy su vida. Pero, debido a que es una persona pública, es víctima de “malpedismo” y “culeradas”: términos que seguramente me entiendes pero que son la traducción vulgar de “acoso” y “bullying”.

DICEN: “Que devuelva lo que ganó”.
RESPUESTA: Es un trabajo y como tal, lo que ganó no debe ser devuelto.

DICEN: “De qué se queja si es famosa gracias a sus videos porno”.
RESPUESTA: Esos videos le hicieron ganarse una amenaza a muerte, de hecho, todos los videos, asegura, siguen en línea. Wey, piensa, una chamba que casi te mata por un mugre video, apenas la libras pero 6 años después el video por el que casi te quitan la vida, sigue vigente. No es nada lindo. ¿Cómo inciar un proyecto de vida si sigues con el temor de que otro grupo se sienta ofendido y pueda retomar la iniciativa de acabar tu vida? No hay garantía.

RESPUESTA 2: Ella quiere ser conocida por ser… exacto, todo menos una ex actriz del cine adulto. ¡Y se lo merece! Cuántos, con el paso de los años, pidieron paro, para borrarse apodos, historias ridículas o fotos espantosas. ¡Si, ya fue!

DICEN: “Se lo merece, para qué va”.
RESPUESTA: Lo que se merece es la oportunidad. No voy ni de “aliade”, ni de “progre”, voy de todo lo contrario. Somos personas que, por mil factores cometemos errores y cuando lo hacemos, en lugar de esperar ser “juzgados” pedimos la oportunidad para que se de vuelta al asunto. Lo único que pide es que la olvidemos y se lo merece. Todos lo merecemos.

DICEN: “Deberían de enfocarse en gente que sí es forzada”.
RESPUESTA: A ver, sí la sociedad no puede unirse para resolver este caso, que solo es, pedir a Porn Hub borrar sus videos, ¿cómo va a poder resolver un problema de fondo?

RESPUESTA 2: Que ella sea una persona feliz y tenga mucho dinero y protyectos, ¿en qué forma te hace daño? Eso sólo es querer “ayudar” por sentirte superior. En cambio los vídeos que hizo sí le hacen daño. Es un buen punto de partida para reformular los contratos en la industria.

CASOS SIMILARES

Si aún no te convences, porque según tú, ella sí se merece para siempre el castigo, te dejo estos ejemplos que son igualitos, pero ya sea por hipocresía, machismo o lo que sea, a ellos si les dimos la oportunidad.

OJO. Todos estos ejemplos fueron por que ellos querían, eh. Porque ese es el argumento más arraigado: “para qué fue, ahora que se aguante”. Todos los que te nombraré son porque ellos querían, pero se arrepintieron y se les dió la hoja en blanco otra vez.

LUIS C.K.

TEMA. Un hombre que fue acusado de masturbarse frente a otras mujeres. Sí, lo hizo porque quería, sí, recibió las consencuencias; pero pidió dar vuelta a la página. AHORA. Hace chistes sobre eso, mientras vuelve a llenar sus eventos y rehace su vida.

PEWDIEPIE

Mi youtuber favorito, y un ejemplo claro de que error tras error, una persona que aprende de ellos, mejora para bien. TEMA. Su peor error fue hacer un video donde criticaba una página que paga a creadores para hacer lo que sea. “Lo que sea” fue usado por PewDiePie quien criticó el poco límite y lo hizo con un experimento atroz, pidiendo a un par de jóvenes mostrar un mensaje antisemita el cual fue visto por millones y millones. Perdió contratos, los jóvenes perdieron su trabajo, por poco cierran su canal. AHORA. Tras años de pedir esa disculpa, es un youtuber muy querido, que acepta su error pero vive con ilusión por lo que viene en el presente sin miedo de que alguien le castigue por algo que ya quedó en el pasado.

LOGAN PAUL

TEMA. Un youtuber que grabó en el famoso “Bosque de los Suicidios”, en Japón. Mostró un cadáver mientras se reía. Indignación justificada, pero entendió su error, pidió perdón, pasó un año sin apoyo y sin contratos, pero ha vuelto a la carga, con más ánimos, y siempre aceptando el error. Pero sabe bien, que podrá hacer más de aquí en adelante. La gente lo perdonó y su carrera poco a poco toma forma.

JAMES GUNN

TEMA. El director gozaba de fama y prestigio tras encabezar “Guardianes de la Galaxia Vol. 1 y 2”. Pero de prontó salió a la luz sus tuits viejos donde hacía bromas con referencia a la pedofilia. Perdió contratos, perdió trabajos, perdió todo. AHORA. Tras disculparse y aceptar que estuvo mal, sus amigos salieron en su defensa y ahora ha vuelto a la carga con miles de proyectos cinematográficos de gran nivel.

KEVIN SPACEY

TEMA. Era un ídolo protagónico de la serie House Of Cards, hasta que salió la denuncia en su contra: un actor lo acusó de abusar de él, y luego salieron otras dos denuncias. La serie se canceló, perdió todos los proyectos y se quedó sin dinero. AHORA. El actor reconoció sus actos, pidió perdón, y no sé si fue honesto, pero a casi tres años de eso, la gente lo ha vuelto a amar, por dos videos que publicó en las navidades anteriores.

ADIÓS, MÍA

¿Ves? No hay excusa. Eso de que “ella se lo buscó”, no sirve. Todos estos ejemplos, dales una ojeada. Todos ellos “se lo buscaron”, pero ellos si pueden salir a la calle y esperar una hoja en blanco.

Y si te fijas, no estoy usando ni argumentos “progres” ni de “activismos”. Sólo uso el simple argumento de: “wey, ya, bájale”.

Al final de cuentas piensa, si damos esa oportunidad a todos, significa que tu que me lees y yo que te escribo, podemos merecerla también algún día.

Igual puedo equivocarme, ¿pero no es bueno saber que puedo aprender de mi error y volver a empezar? Así lo creo.