En un desafortunado accidente, a sus escasos seis años, pierde gran parte de sus genitales; ahora, después de una operación de implante, los tiene de forma mecánica, mismos que le facilitan la tarea de orina y más…

Es la primera vez que se realiza esta operación.

El hombre. Mohammed Abad, de Edimburgo, Escocia, es el sujeto quien sufrió el trágico accidente cuando fue golpeado y arrastrado por un auto durante 180 metros. Sin embargo, un equipo especializado trabajó en crear un pene así como testículos de forma mecánica, que estarán protegidos por una capa de piel a base de injertos.

“Cuando tu quieres un poco de acción accionas el botón en -encendido-”, así explicó el paciente Abad, quien agregó además “cuando has terminado, presionas otro botón; sólo toma segundos, los doctores me dijeron que era cuestión de práctica”. Lo que significa que desde ahora podrá tener una actividad sexual sin ningún problema.

Al respecto de la fertilidad, por si se lo preguntaban, Abad posee aún un testículo sano, por lo cual no será problema procrear una familia. Y ya sea por una mejor funcionalidad de tal miembro o por vanidad y compañerismo de los cirujanos, el nuevo “invitado” mide 20 centímetros de longitud.

A pesar de que es la primera operación de este tipo, en Sudáfrica sucedió algo de magnitud similar: a un hombre de 21 años le fue practicada una mala circuncisión por lo cual tuvieron que amputarle el pene; por lo cual en el pasado mes de marzo se le realizó un trasplante de genital; que ciertamente resultó exitoso, y no porque lo hayamos visto, sino porque en junio de este año anunció que sería padre.