Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, anunció que se detendrán los ensayos clínicos con Hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19, al detectar un mayor índice de mortalidad en los pacientes que recibieron este tratamiento. 

Esto fue después del estudio publicado en The Lancet, donde científicos norteamericanos aseguraron que las personas tratadas con hidroxicloroquina o cloroquina, tenían muchas más probabilidades de experimentar ritmos cardíacos rápidos y anormales que sus contrapartes que no habían recibido los medicamentos.

La investigación incluyó datos de más de 96 mil personas hospitalizadas con COVID-19. De ellos, casi 15 mil habían recibido dicho medicamento con o sin antibiótico (macrólidos como azitromicina y claritromicina) temprano después del diagnóstico.

Con ello, encontraron que 10 mil 698 pacientes que tomaban uno de estos medicamentos murieron en el hospital y 85 mil 334 sobrevivieron hasta el alta. El equipo comparó esta tasa de mortalidad con la de un grupo de control.

Fuente: Notimex